viernes, 7 de noviembre de 2014

Un comienzo con ilusión

Todo tiene un principio, todo tiene un comienzo, un antes y un después.
Todo esto comienza con toda mi ilusión y todas mis ganas, todo gracias a cuatro grandes personas. La primera,
mi gran amor y apoyo incondicional, que me animó a enseñar las pequeñeces que me entretienen cuando mis dos amorcitos duermen. La segunda mi amor grande, que antes de nacer fue la personita que me amplió el horizonte de la costura. La tercera mi amor pequeño, que me hizo continuar con ello y reforzar mis ganas, aunque el tiempo halla mermado bastante porque los dos polluelos lo absorben casi todo. Y la cuarta es una personita muy especial que me ha ayudado a montar todo esto, me enseñó que los sueños se consiguen,que lo que te gusta hacer puede convertirse en algo más que un entretenimiento, ella y su pequeña son toda una lluvia de ideas.
Por ellos es por los que en cada huequito de respiro que mis polluelos me dejan dedico el tiempo a elaborar algunos de los complementos que nos ayudan en el día a día con nuestros pequeños, sus capas de baño, sus cambiadores y portapañales, el cojín al que le gusta abrazarse los escasos 2 minutos que los dibujos le entretienen porque es un poco inquieto aún, o al que le gusta abrazarse para dormir, el ratoncito que se llevará sus dientes cuando después de terminar de salirle se le caerán...
Así empieza mi aventura, espero que su después me siga dejando huequitos para poder mimar un poquito los complementos de nuestros pequeños polluelos